Entradas

Los tratamientos estéticos más demandados en verano

Cuando llega el buen tiempo nos acordamos de mejorar nuestro aspecto físico. Es el momento en que nos apuramos en bajar peso, atenuar la celulitis, depilarnos, mejorar aspectos de nuestra piel o queremos someternos a tratamientos estéticos que nos permiten corregir aquello que no nos gusta. Sin embargo, en verano debemos tomar algunas precauciones. ¡Aquí te las contamos!

Llega el verano y quieres estar radiante, en Clínica la Parva tenemos muchos tratamientos  que te ayudarán a lucir un cuerpo más esbelto, atractivo, armónico y cuidado. Y es que la época estival es un buen momento para invertir en ti. Puedes aprovechar las vacaciones y tener el tiempo necesario para una óptima recuperación.

Ahora bien, si piensas realizarte una cirugía estética en verano hay que tener especial cuidado y no tomar sol en la zona que has retocado para favorecer la recuperación y la cicatrización.

Por otro lado debes considerar que muchos de los tratamientos estéticos no tienen un efecto inmediato y que tal vez su resultado no lo podrás lucir sino hasta un tiempo más. Esto porque existen ciertos procedimientos que necesitan varias sesiones para ver su efecto.

Claudio Silva, médico cirujano de Clínica La Parva, señala que muchos pacientes aprovechan precisamente el verano para ser intervenidos quirúrgicamente. Los pacientes pueden evitar la exposición solar durante las primeras semanas del postoperatorio y utilizar bloqueador solar durante toda la recuperación. “Las ventajas de operarse durante el verano pueden ser varias; evitar la necesidad de licencias médicas para el trabajo, estar tranquilos en un lugar de descanso durante el postoperatorio y muchas veces, el no tener que dar explicaciones en el entorno social produce mucho alivio”, puntualiza..

TRATAMIENTOS POCO INVASIVOS

Según el doctor Silva durante la época estival son muy demandados los procedimientos poco invasivos como las micropunciones para el rejuvenecimiento facial como la Toxina Botulínica, el Ácido Hialurónico, complejos multivitamínicos e hilos tensores. Incluso es muy buen momento para tratar con toxina botulínica la hiperhidrosis o sudoración excesiva que tanto acompleja a los pacientes y que se acentúa en verano.

Ahora si tu tema es la celulitis, la puedes atenuar con un tratamiento integral con equipos de última generación disponibles en Clínica La Parva, tales como radiofrecuencia, ondas de choque, corrientes rusas y drenaje linfático manual, que producen increíbles resultados.

Por su parte, la depilación láser Soprano Ice es otro de los tratamientos más solicitados durante el verano y es el medio más rápido y eficaz para olvidarte del vello facial o corporal.

En el caso de que tu preocupación sean los kilos de más, puedes recurrir al Coolsculpting, un tratamiento innovador  y no invasivo, dónde a través de criolipólisis conseguirás eliminar la grasa localizada persistente a dietas y ejercicios.

Un buen consejo es que antes de tomar vacaciones realices un tratamiento de belleza completo en el rostro. La mesoterapia facial, por ejemplo, es un tratamiento revitalizante que se puede realizar durante todo el año, cada tres meses, incluido el verano, para nutrir e hidratar el rostro. El resultado es un efecto rejuvenecedor.

El doctor Silva señala que la mesoterapia es un tratamiento poco invasivo e ideal para conseguir dar luz y frescor al rostro durante las vacaciones. Es un complejo vitamínico que se coloca directamente en la dermis para nutrir la piel e hidratarla. Las inyecciones logran hacer penetrar el principio activo un cien por ciento, multiplicando el efecto que por vía tópica no logran ni las mejores cremas faciales.

LAS CIRUGÍAS MÁS DEMANDADAS EN VERANO

Ahora se quieres recurrir a la cirugía plástica para perder peso y mejorar la figura, entre las más demandadas se encuentran la Liposucción y la Lipoescultura, procedimientos que sirven para remodelar el cuerpo a través de la extracción de grasa localizada; la Abdominoplastia para conseguir un vientre plano y firme; la Braquioplastia o lifting de brazos para eliminar el exceso de piel y tejido graso de los brazos; o el aumento de glúteos que tanto para ellos como para ellas soluciona el problema de unos glúteos flácidos.

Si el problema se encuentra en la forma o el tamaño de tus senos, entonces los tratamientos más recomendados para mejorar su aspecto son, por supuesto dependiendo de una evaluación previa, el aumento o reducción de mamas, el levantamiento (o mastopexia) en los casos en que por edad, o por otras circunstancias (como embarazos, pérdida de peso, etc.) tengas las mamas flácidas o caídas.

El doctor Claudio Silva explica que las cicatrices de las heridas quirúrgicas son  más sensibles a la radiación solar. Se deben evitar exponer directamente al sol durante las primeras semanas y durante todo el proceso de cicatrización para evitar que queden más oscuras (hiperpigmentación). Esto se consigue fácilmente con apósitos cicatrizantes, cintas de adhesivas, parches de silicona y finalmente con protector solar.

Sólo un profesional calificado en cirugía estética puede aconsejarte y acompañarte en todos los momentos del proceso consiguiendo al mismo tiempo un óptimo resultado estético con la confianza de estar en manos expertas que velan por tu salud y bienestar.

¡Jamás confíes tu salud a dudosas ofertas o a campañas que prometen milagros!

No olvides acudir siempre a un buen cirujano, quien será el que mejor te informe de las posibilidades reales, quien conoce las técnicas más eficaces para un resultado natural y favorecedor.

Envejecimiento facial, ¿qué podemos hacer ante el paso de los años?

No hay zona del cuerpo humano que refleje mejor el paso de los años que la cara. A través del tiempo se van produciendo cambios en un comienzo muy sutiles para luego ahondar en trastornos estructurales muy evidentes.

El aspecto de nuestro rostro se va transformando producto del paso de los años. Es un proceso irreversible pero que tiene soluciones muy adecuadas con intervenciones quirúrgicas sencillas y otros métodos menos invasivos que mejoran fundamentalmente el aspecto viejo de la cara.

En un comienzo es la pequeña arruga que indica que la juventud ya se va yendo. O es la risa que produce una línea de expresión que muestra en la cara un aspecto que no es el que quisiéramos ver. En esto influye mucho la forma como se ha cuidado la cara, respecto a humedad, sol, tabaco y otros factores que contribuyen a crear una aspecto de la cara que no es el normal. Cómo pudiéramos hacer más lento el paso de los años!!

Ellos nos llenan de sabiduría, experiencia y tolerancia. Sería deseable que eso fuera todo y que no fuera acompañado del envejecimiento de nuestro rostro. En todo caso, hay mucho por hacer para que estos cambios en el aspecto de la piel sean menos evidentes.

QUE CAMBIA EN LA CARA CON LOS AÑOS…

Con el paso de los años se producen cambios estructurales importantes en la piel de la cara. En la etapa de la juventud la grasa de la piel se distribuye de manera uniforme con una distribución particular en la frente, mejillas, sienes y zonas alrededor de los ojos y la boca. Con los años esta grasa pierde volumen lo que hace que la piel sea menos tersa. Donde antes había una estructura suavemente redondeada ésta es reemplazada por una piel caída con menos vigor.

A lo anterior se agrega la aparición de manchas en la piel comúnmente llamadas “manchas de la vejez” que afean el aspecto de la cara. Al mismo tiempo que esto va ocurriendo, hay zonas de la cara que van ganado grasa, particularmente la mitad inferior de ella. Ello ocurre en especialmente en el mentón.

Y por supuesto, en este momento aparecen las arrugas que terminan por afear el aspecto de una cara que fue tersa, de bello color y líneas suaves.

Algunos de los cambios que ocurren con el paso de los años son los siguientes:

  • La frente se hace más amplia mientras los límites del cabello van retrocediendo y esto hace que la cara se vea más ancha
  • Las orejas se agrandan un poco porque el cartílago crece
  • La punta de la nariz puede caer un poco porque el tejido conectivo que soporta el cartílago nasal se debilita.
  • Aparecen arrugas que se dirigen verticalmente desde la nariz hacia el labio superior que se las conoce como arrugas “código de barras”.

Este conjunto de modificaciones de la arquitectura de la cara contribuye a que su aspecto se vaya transformando, producto del paso de los años. Es un proceso irreversible pero que tiene soluciones muy adecuadas con intervenciones quirúrgicas sencillas y otros métodos menos invasivos  que mejoran fundamentalmente el aspecto viejo de la cara.

¿QUE PUEDO HACER FRENTE A LO QUE ESTÁ PASANDO?

La edad produce cambios en la piel de la cara. Esto es inevitable a pesar de los genes y el cuidado que le dediquemos. Hay que conformarse porque esa es la condición natural de un organismo que sufre el paso de los años. Pero hay cosas que se pueden hacer para aminorar este daño que produce el envejecimiento de la cara.

Una solución es el lifting facial que permite dar a la cara un aspecto más juvenil. Pero existen además técnicas no quirúrgicas que dan buen resultado.

  • Evitar la luz solar en exceso usando filtros solares y usando ropa adecuada que proteja la piel
  • Cremas y lociones que mantengan la humedad de la piel
  • Botox para eliminar las “líneas de expresión”

LOS  RELLENOS DÉRMICOS

Los rellenos dérmicos son sustancias que se usan para tratar las arrugas producidas por pérdida de grasa y colágeno. Es muy oportuno hacer uso de estos rellenos luego de aplicar la toxina botulínica (Botox).

Hay dos zonas de la cara donde este método es particularmente útil:

  • La que baja de la nariz hacia la comisura labial
  • La que va de la comisura labial al mentón

Hay varias sustancias que se usan para este tipo de relleno: el más corriente es el ácido hialurónico. Es más caro que el colágeno pero dura más tiempo en la zona infiltrada.
Estos rellenos dérmicos hay que volver a repetirlos pasado un tiempo.

RELLENO FACIAL CON ÁCIDO HIALURÓNICO

Este tipo de relleno sirve para rellenar una arruga, un surco, una cicatriz o una hendidura o depresión de una zona específica. Hay zonas que con el paso de los años necesitan recuperar volumen : ellas son los pómulos, nariz, mentón y labios. Su resultado es que el rostro recupera, en parte, su aspecto juvenil de manera natural.

TRATAMIENTOS CON LÁSER

Este tipo de tratamiento no invasivo es bastante efectivo como un tratamiento más profundo de la piel. Varía de acuerdo a lo que se pretende corregir: es diferente si se trata de borrar las cicatrices dejadas por un acné, o eliminar pecas.

Las capas superficiales de la piel son eliminadas y con ello las cicatrices del acné o las arrugas provocadas por una exposición exagerada al sol. Esto se logra con un determinado nivel de energía del láser. Pero también es posible llegar más profundo y alcanzar el dermis.

El uso de láser más profundo provoca una reacción inflamatoria importante que es estable y ello contribuye a la formación de colágeno. Es otra forma de aportar colágeno al tejido para lograr recuperar la tersura de la piel. La piel necesita un tiempo para recuperarse del tratamiento con láser. Toma un par de semanas dependiendo del tipo y tiempo de láser empleado.

CREMAS  HUMECTANTES E HIDRATANTES

Las cremas humectantes contribuyen a darle mayor suavidad y brillo a la piel. Ellas alivian la piel que se ha resecado y pueden hacer que las arrugas se noten menos por un tiempo. Esto es muy útil porque se trata de un tratamiento no invasivo y fácil de aplicar.

Estas cremas humectantes contienen agua lo que las hace menos grasosas y pueden contener sustancias como la glicerina que ayuda a que el agua se mantenga en la piel. Además de agua, la crema humectante contiene aceites y otras sustancias que contribuyen a dar a la piel un aspecto sano.

La crema humectante evita que la piel pierda agua porque contiene compuestos que tienen esta acción. La crema hidratante en cambio aporta agua a la piel.

Las cremas que producen exfoliación contribuyen a eliminar la capa de células muertas que recubren la piel lo que da a la piel un aspecto más joven. Esta capa de células muertas se elimina en forma espontánea normalmente, pero con el envejecimiento tienden a quedarse más tiempo adheridas a la piel.

Los expertos aconsejan comenzar el día aplicando la crema humectante y en la noche usar la crema hidratante. Estas cremas, aprobadas por la FDA, contienen retinoides que son unas sustancias relacionadas con la vitamina A cuya acción sería estimular la producción de colágeno en el dermis y aminorar la presencia de melanina que causa las manchas de la piel.