Reducción mamaria

Esta cirugía busca reducir el peso y tamaño de los pechos, quitando el exceso de piel, grasa y tejido glandular. En esta intervención se puede reducir además el tamaño de la areola y levantar los pechos.

Preparación previa

Evite consumir aspirinas u cualquier medicamento que contenga salicilatos, por lo menos dos semanas antes de la cirugía, para evitar problemas de coagulación.

Si es fumadora, deberá abstenerse por lo menos un mes antes de la reducción mamaria, especialmente si quiere lograr buenos resultados de cicatrización. Puede ser que se necesiten sesiones de cámara hiperbárica para mejorar la oxigenación.

Duración

Esta operación se realiza bajo anestesia general y demora entre 2 a 3 horas, lo que dependerá de la técnica utilizada. Este procedimiento puede ser ambulatorio o requerir hospitalización por una noche, lo que dependerá en cada paciente.

Reposo

Durante los primeros 10 días, debe mantener reposo y no realizar ningún movimiento brusco. Pasado ese tiempo, podrá volver a su trabajo si es que este no requiere mayor esfuerzo físico.

Pasadas dos semanas, podrá volver a sus actividades normales sin esfuerzo, como manejar un auto. Sin embargo, recuerde ir consultando al médico.

En cuanto al ejercicio físico, debe evitarlo durante un mes mínimo.

Cicatriz

La técnica más usada hoy para la reducción mamaria, es la con cicatrices en «ancla». Es importante tener claro que la cicatrización va a depender de cada persona y su tipo de piel, por lo que no se puede prometer el mismo resultado a todas aquellas mujeres que se sometan a esta cirugía.

Sí existen formas de atenuarlas, cuidarlas y mejorarlas con cuidados especiales que su médico le entregará. Esto será fundamental para obtener el mejor resultado posible.

El tabaquismo, piel con daño solar, con cicatrices antiguas, antecedentes de mastitis,  son solo alguno de los elementos que pueden influir en la cicatrización.

Cuidados post-operatorios

Existen molestias moderadas luego de la cirugía, que se presentan al siguiente día. Éstas se controlan con antiinflamatorios y analgésicos. No puede fumar durante un año luego de la cirugía.

Resultados

La hinchazon de los pechos va mejorando entre los 5 a 15 días después de la cirugía, mientras que las suturas se retiran en el primer o segundo control de enfermería.

Es aspecto de los pechos irá mejorando al paso de un par de semanas, pero los resultados reales y definitivos se harán visibles luego de varios meses.

Información adicional

Ocasionalmente puede notar gotas de sangre, fenómeno normal que puede ser provocado por la extrusión de alguna sutura. Lo único que debe hacer es cubrirlo con un parche y visitar a su enfermera.

El cuidado posterior de cicatrices, luego de retirar las suturas, es desde el hogar y por la misma paciente.

Esta cirugía estará liderada por el doctor Pedro Vidal GH.

El doctor cuenta con su certificación como Cirujano Plástico y Reconstructivo por la CONACEM (Corporación nacional de Especialidades Médicas), es miembro del Colegio Médico de Chile y de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica, reconstructiva y estética.

Se especializó como Médico Cirujano en 1986 en la Pontificia Universidad Católica, y en Londres se especializó como Cirujano Plástico y Reconstructivo durante nueve años. En dicho país le dieron el título de Fellow (miembro) del Royal College of Surgeons of England, siendo el único chileno con el reconocimiento.

Trabajó en televisión nacional como conductor y protagonista del programa “Cirugía de Cuerpo y Alma”, la serie médica más famosa y exitosa de Chile, donde realizó más de 500 intervenciones en pantalla.

Su carrera y trabajo es conocido en todo el mundo, con sus más de 30 años de experiencia y más de 30 mil intervenciones realizadas bajo anestesia local.

Clínica La Parva y el Dr. Pedro Vidal cuenta con un equipo médico de excelencia a disposición de cada paciente.

Si tienes más dudas o quieres agendar tu evaluación ¡Escríbenos!