PLASMA RICO EN PLAQUETAS

PRP es un material biológico que viene de la misma sangre del paciente, que pasa por un centrifugado para separar sus componentes y sacar el plasma rico en plaquetas que luego se inyectan al rostro.

Este procedimiento es autoregenerador y se ha hecho famoso en los últimos años porque además de ser muy poco invasivo, no utiliza componentes artificiales. La sustancia biológica es a partir de la sangre del mismo paciente, libre de químicos y concentrado en plaquetas que ayudará al cuidado de nuestra piel.

No duele porque se aplica anestesia local en crema y luego se inyecta el PRP en micro inyecciones nivel intradérmico, y no necesita ningún tipo de reposo. Esto ayudará a la generación de ácido hialurónico, elastina y colágeno, entre otros.