Avda. Las Condes 13.305, Santiago, Chile.

Horario : Lun a Vie: 9 a 20 hrs, Sáb: 9 a 14 hrs.
  Teléfono : +56 22 207 11 25

Testimonios

Josefina S, 40 años

Reducción Mamaria

Es una decisión importante en tu vida pero no difícil. El vivir tantos años con una complejidad física es abrumador, no tan solo me afectaba mi autoestima, sino que también afectaba mi estilo de vida.
Por mucho tiempo yo misma me auto convencía que mis mamas no eran considerablemente grandes…pero llegaban aquellos instantes en donde tenía que ir de compras. Muchas prendas bellas y delicadas no encajaban en mi cuerpo, por que no me gustaba lo que veía en el espejo. Frustrante y triste me sentía cada vez que se repetía la ocasión. Los dolores en mi espalda se intensificaban cada vez más y yo lo único que quería con desesperación era prácticamente quitarme todo lo que tenía… Siempre anhelaba el poder utilizar bella ropa y sentirme feliz, conforme, bella y sana conmigo misma, hasta que llegó el día.
En lo personal era algo inalcanzable, algo que solo podía suceder en la televisión, pero no fue así, desde el primer día en que conocí al Doctor Pedro Vidal y a su enfermera Catalina, mi vida cambió. El tiempo pasó demasiado rápido, las cosas fueron fluyendo y cada vez me sentía aún más segura de la decisión que había tomado.
Permanecía la tranquilidad y paz en mi alma, porque sabía que todo resultaría bien; la información, apoyo y afecto que entrega el equipo de profesionales es inigualable.
Inquietante es saber cómo quedarás, las dudas e ideas comienzan a “florecer”. Y llega el día…Desde el primer momento se refleja en las enfermeras una calidez en su atención y una simpatía única en el Doctor. De un momento a otro me observo y parecía un mapa de tantas marcas que habían en mi cuerpo, pero en el fondo me di cuenta del gran cambio que se venía aproximando en mi vida. Sucedió y no me arrepiento en lo absoluto.
A pesar de tener pocas semanas desde mi intervención, los resultados son visibles y espectaculares. Prendas que en años no me quedaban, de un instante a otro volvieron a encajar en mí.

Felicidad con mi cuerpo.
Alegría y gozo infinito en mi alma.
Todo esto otorga el Doctor Pedro Vidal y su equipo de profesionales, desde el primer momento en que cruzas aquella puerta…


Macarena G, 27 años

Rinoplastía

Desde que tomé la decisión de realizarme mi cirugía, el apoyo y la ayuda, tanto del Doctor Pedro Vidal como de su equipo, fue primordial en el proceso, ya que no es una decisión que se toma a la ligera. Uno puede estar muy convencido de realizarse un cambio que anhela, pero los miedos y las inseguridades al entrar a pabellón surgen de igual manera. Sin duda ellos se preocupan de entregar toda la información y de guiarte en el camino, para hacer de esta una experiencia amena y confiable.

Me sentí segura, contaba los días para que llegara el día de mi cirugía y cuando llegó no tuve dudas. Estaban las mismas personas con las que había preparado mi operación, quienes me habían instruido en como me sentiría al despertar, como quedaría al final del proceso o si iba a sentir algún tipo de dolor.

Es bueno sentir el apoyo porque muchas personas dejan de realizarse cirugías por miedos tabú a temas que desconocen, como por ejemplo a la anestesia, a cirugías ambulatorias, el tema de los tapones o, simplemente, el miedo de someterse a un pabellón por los riesgos que se corren, pero es bueno saber y manejar la información que el equipo entrega y la tranquilidad que podemos tener cuando ellos nos instruyen dentro de este camino.

Cuando hablo de mi experiencia al resto, es necesario recalcar que el proceso de una cirugía plástica de cualquier tipo toma tiempo y paciencia, los resultados no son inmediatos y eso me costo entenderlo. Al comienzo es frustrante ver tu rostro hinchado y con moretones, algo que no estás acostumbrado a ver. Además, la ansiedad por ver los resultados es algo que no ayuda de ninguna forma. Es aquí donde el equipo de kinesiólogas de la clínica, al cual agradezco enormemente, me ayudó a trabajar en mi recuperación, donde hacen que todo sea menos alarmante y menos doloroso. Definitivamente, algo que deben, creo yo, hacer todos los pacientes luego de realizarse una cirugía.

Hoy en día creo que fue una de las mejores decisiones que he tomado. El cambio fue muy grande y aún me cuesta creer los maravillosos resultados; es algo que volvería a hacer una y otra vez. Me siento tan cómoda y muy agradecida con la gente que hizo un excelente trabajo, con excelente disposición y dedicación.


 

Lorena R

Abdomimoplastía

Para iniciar mi testimonio, les contaré que hace un año quise hacerme una cirugía plástica, visité a médicos cirujanos pero no concreticé nada dado que, no obtuve la tranquilidad y confianza que sí encontré en la consulta del Doctor Vidal y en su equipo,donde el profesionalismo y empatía para con el paciente, me dio la seguridad para tomar la decisión de hacerme una abdomimoplastía. La tranquilidad y confianza en el resultado la tuve desde el día que ingresé al quirófano el pasado 25 de enero. Hoy por hoy, puedo decir que soy afortunada y sé que tomé la mejor decisión.

Las semanas posteriores a la cirugía son cruciales, cada día que pasa te vas sintiendo conforme con los resultados, son tal como te lo imaginabas y aún mejor.
El éxito de esta cirugía depende y sin duda también de la atención postoperatoria inmediata que otorga el equipo del Doctor Vidal, Kinesiólogas y Enfermeras, que se convierten en tu gran apoyo.
Pero también y no menor, depende de la perseverancia de nuestra parte, que desde el día uno debemos seguir las indicaciones médicas, asegurando un cambio de alimentación y ejercicios.
Es inmenso el cambio del antes y el ahora. Y no solo se trata de un cambio físico sino, de un cambio de vida en tu día a día, de poder retomar actividades y hobbies que dejaste en el camino y que ahora les digo: bienvenidos sean!

…Me sentiré aún más contenta saber que este testimonio puede ayudar a otras personas a tomar la mejor decisión.


 

Leonardo Oneto

Cirugía Reconstructiva

Mi nombre es Leonardo Oneto, vivía en Antofagasta cuando tuve la oportunidad de conocer al equipo médico del Doctor Pedro Vidal. Hoy vivo en Santiago ya eso más de un año. Tuve un accidente en un hogar, me queme la cara completa, parte de mi espalda y brazos. Quedé bastante desfigurado. Perdí la visión de mi ojo derecho. Y ni hablar de mí como persona. Quedé bastante destrozado. No tenía fe en que me fueran a ayudar, al contrario. Solo pensaba en quedar mal y quedarme así para siempre.

Las imágenes de los controles hablan por sí solas, trás la primera operación del equipo médico del doctor Vidal el cambio fue tremendo. Eso el 15 de diciembre del 2015. Los avances han sido muy significativos. Es verdad que a mí me cuesta apreciar los cambios ya que no me veo a menudo al espejo, las enfermeras, kinesiólogas, equipo del doctor y doctores aprecian mejor los cambios.

Mi última intervención fue este 17 de abril 2017. Y el cambio es muy impresionante ya que se han logrado rehacer los párpados y estoy más animoso con mi rostro que tengo ahora. Aun me cuesta llevar una vida normal, como salir y compartir. Pero tiempo al tiempo.

Tengo muy buenos recuerdos de mis controles las enfermeras, las kinesiólogas, las recepcionistas, las asistentes, hasta la persona que trabaja en la portería es una persona muy carismática. Ni hablar de los doctores ya que se han puesto, por así decirlo en mi lugar y han hecho lo que más han podido en cuanto a mi recuperación. Muy agradecido de todos sus esfuerzos, tiempos y dedicación en especial a mí caso.

En resumen ha sido y seguirá siendo una experiencia provechosa y altamente gratificante. Los recomiendo con quien puedo y me animo a hablar de mi caso, muchas gracias por esta oportunidad de poder expresar mis más gratos sentimientos hacia ustedes.


 

Revise más testimonios y sus resultados en sección Paciente Feliz.