Avda. Las Condes 13.305, Santiago, Chile.

Horario : Lun a Vie: 9 a 20 hrs, Sáb: 9 a 14 hrs.
  Teléfono : +56222071125

Testimonio Paciente: Macarena Gil

Desde que tomé la decisión de realizarme mi cirugía, el apoyo y la ayuda, tanto del Doctor Pedro Vidal como de su equipo, fue primordial en el proceso, ya que no es una decisión que se toma a la ligera. Uno puede estar muy convencido de realizarse un cambio que anhela, pero los miedos y las inseguridades al entrar a pabellón surgen de igual manera. Sin duda ellos se preocupan de entregar toda la información y de guiarte en el camino, para hacer de esta una experiencia amena y confiable.

Me sentí segura, contaba los días para que llegara el día de mi cirugía y cuando llegó no tuve dudas. Estaban las mismas personas con las que había preparado mi operación, quienes me habían instruido en como me sentiría al despertar, como quedaría al final del proceso o si iba a sentir algún tipo de dolor.

Es bueno sentir el apoyo porque muchas personas dejan de realizarse cirugías por miedos tabú a temas que desconocen, como por ejemplo a la anestesia, a cirugías ambulatorias, el tema de los tapones o, simplemente, el miedo de someterse a un pabellón por los riesgos que se corren, pero es bueno saber y manejar la información que el equipo entrega y la tranquilidad que podemos tener cuando ellos nos instruyen dentro de este camino.

Cuando hablo de mi experiencia al resto, es necesario recalcar que el proceso de una cirugía plástica de cualquier tipo toma tiempo y paciencia, los resultados no son inmediatos y eso me costo entenderlo. Al comienzo es frustrante ver tu rostro hinchado y con moretones, algo que no estás acostumbrado a ver. Además, la ansiedad por ver los resultados es algo que no ayuda de ninguna forma. Es aquí donde el equipo de kinesiólogas de la clínica, al cual agradezco enormemente, me ayudó a trabajar en mi recuperación, donde hacen que todo sea menos alarmante y menos doloroso. Definitivamente, algo que deben, creo yo, hacer todos los pacientes luego de realizarse una cirugía.

Hoy en día creo que fue una de las mejores decisiones que he tomado. El cambio fue muy grande y aún me cuesta creer los maravillosos resultados; es algo que volvería a hacer una y otra vez. Me siento tan cómoda y muy agradecida con la gente que hizo un excelente trabajo, con excelente disposición y dedicación.

Macarena Gil H.
27 años