Entradas

¿Cómo ganar la batalla al acné?

El acné es una patología que trasciende el plano estético, ya que en algunas personas -sobre todo quienes sufren casos severos- se observan trastornos psicosociales y  ven afectada la confianza en sí mismos. En este artículo se despeja dudas sobre esta enfermedad que afecta principalmente a la juventud y nos entrega consejos para tratarla.

El acné, como toda enfermedad que altera la imagen corporal, provoca un impacto en la autoestima, sobre todo en aquellas personas con cuadros severos o que sufren secuelas.

Actualmente es una patología que, aunque afecta principalmente a jóvenes, se puede presentar en cualquier etapa de la vida y se ha ido incrementando por el empeoramiento de las condiciones atmosféricas, la contaminación, la alimentación y principalmente el estrés.

¿QUÉ ES EL ACNÉ?

El folículo piloso es una pequeña bolsa desde donde crece el pelo. Contiene glándulas sebáceas que producen el sebo que lo lubrica. El acné es una enfermedad de la piel que ocurre cuando estos folículos pilosos se tapan con grasa y células cutáneas muertas. Esto produce el grano que aparece en la cara, pecho, frente y parte superior de la espalda, que son las zonas donde abundan las glándulas sebáceas. Si el bloqueo es incompleto se forman puntos negros; si es completo, aparecen puntos blancos.

Cuando los granos aparecen sucesivamente y  adquieren un tamaño importante pueden alterar la estructura de la piel y dejar cicatrices.

Factores causantes del acné :

  • Producción excesiva de grasa.
  • Obstrucción de los folículos pilosos con grasas y células cutáneas muertas.
  • Infección bacteriana.
  • Exceso de andrógenos, los que aumentan en la pubertad.
  • Los cambios hormonales que van asociados a la pubertad, el embarazo, la menstruación, el estrés o el consumo de métodos anticonceptivos orales, como la píldora.
  • Algunos fármacos que contienen esteroides, estrógenos, testosterona o fenitoína.
  • Dieta rica en hidratos de carbono, el chocolate.
  • El estrés.

ALGUNAS RECOMENDACIONES

Aunque no existe una receta mágica para prevenirlo, los pacientes que padecen acné pueden tomar en cuenta una serie de recomendaciones que ayudarán a reducir el impacto del mismo y la gravedad de las lesiones.

  • La suciedad de la piel no causa acné. Es más, si frotamos la piel con un jabón áspero se producirá más acné. Ahora bien, sólo debes limpiar la piel con un jabón antibacterial neutro, que no cause excesiva irritación o sequedad.
  • Los cosméticos no empeoran el acné, especialmente si se usa maquillaje sin aceite que no tapen la salida del bulbo piloso y se quita el maquillaje con regularidad.
  • Limpiar la cara dos veces al día. De esta manera se puede quitar el exceso de grasa de la superficie y las células muertas de la piel que pueden bloquear los poros. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la limpieza excesiva puede causar daños, como resecar la piel en exceso o irritar el acné persistente.
  • Aplicar los productos recomendados para tratar la afección de forma tópica después del lavado.
  • Secar la piel sin frotarla.
  • Practicar deporte al aire libre y lavarse la cara después de realizarlo para evitar que la sudoración tapone los poros.
  • Reducir el contacto del pelo con la piel de la cara. De hecho, los expertos no recomiendan llevar flequillo ni largas melenas.
  • Intentar no abusar de alimentos como el cerdo, el marisco, el alcohol, los frutos secos, los quesos fuertes y los alimentos que contienen chocolate.
  • Seleccionar fotoprotectores que no sean grasos.
  • No tocar los granos.
  • Tener paciencia: el acné tarda mínimo tres meses en curarse.
  • Evitar el estrés.
  • No compartir tratamientos con otras personas que tienen o hayan tenido acné.
  • No tratar las cicatrices mientras las lesiones estén activas.

TRATAMIENTOS

El tratamiento del acné se basa en cremas especiales y antibióticos . Si ello no resulta hay que recurrir a tratamientos más intensos como la fototerapia y la exfoliación química. En Clínica La Parva tenemos una Unidad de Dermatología con profesionales altamente capacitados en este tipo de tratamientos.

La fototerapia se basa en que el enrojecimiento y la hinchazón que provoca el acné se produce por un tipo de bacteria que se puede destruir con la exposición de la piel a distintos tipos de luz, especialmente si previamente se aplica una crema que es fotosensibilizadora.

La exfoliación química ayuda a abrir los poros y eliminar las células muertas de la piel pudiendo estimular su regeneración.

CÓMO ATENUAR LAS SECUELAS DEL ACNÉ

En pacientes con cicatrices secundarias de acné es posible realizar tratamientos correctivos siempre que no existan lesiones activas. En Clínica La Parva disponemos de tratamientos dermoestéticos como peelings u otros métodos algo más agresivos como la dermoabrasión o el láser de CO2, que permiten mejorar el aspecto de la piel de los pacientes.

Cómo cuidar tu piel durante el verano

En las vacaciones aumenta el riesgo de lesiones en tu piel por exceso de sol. Por esta razón es necesario que extremes las medidas de protección, ya que el cáncer de piel es el tercero más común en Chile.

Durante el verano las temperaturas aumentan y con ellas la lista de actividades que hacemos al aire libre, por eso resulta importante saber cómo cuidar nuestra piel durante los meses más calurosos del año para que luzca hermosa y saludable. Prevenir los efectos nocivos del sol, proteger la dermis y garantizar la hidratación son aspectos importantes que no podemos pasar por alto durante estos meses.

La Dra. Stefania Toso, dermatóloga de la Clínica La Parva, nos entrega datos útiles para cuidar tu piel durante estas vacaciones, toma nota:

  • No es necesario echarse kilos de bloqueador: La medida ideal es utilizar 7 cucharaditas de té de protector solar para todo el cuerpo. Lo ideal es aplicarlo frecuentemente porque el efecto dura hasta 4 horas.
  • Los horarios con mayor índice de radiación ultravioleta son entre las 12:00 y las 16:00 horas. Aunque no se esté expuesto al sol, se debería aplicar un bloqueador a las 12:00 horas del día.
  • Con un factor de protección 30, deberíamos obtener la protección solar óptima: Para personas con muchos lunares, pecas o enfermedades dermatológicas un factor 50+ es lo ideal”, recomienda la especialista.
  • También debemos utilizar anteojos de sol para evitar daños en la vista.
  • En tanto, para que el pelo no se deshidrate por causa del sol o el cloro de las piscinas, se debe evitar el uso de secador y alisador de pelo.