¿Qué es la Reconstrucción nasal?

La reconstrucción nasal es un tema muy amplio que abarca situaciones variadas relacionadas con las enfermedades que afectan al paciente y de las características propias de él como la edad, sexo, contextura…
Es necesario acercarse lo más posible a la normalidad tanto desde el punto de vista estructural como funcional. En función de la topografía de la pérdida de sustancia y de su carácter superficial o penetrante, se optará una u otra técnica. En ella estarán presentes los colgajos y los injertos de piel.

La reconstrucción nasal depende de la etiología (tumoral, traumática o malformativa), de las características del paciente (niños, ancianos, hombres o mujeres, personas sanas, fumadores) y la topografía de la lesión.

Los injertos autólogos de cartílago y hueso son considerados materiales óptimos para la reconstrucción nasal. Muchos materiales sintéticos han sido introducidos para la reconstrucción nasal, pero el alto índice de infección limita su uso.

Los implantes de polietileno pororó de alta densidad representan una alternativa a los injertos autólogos ya que permite el crecimiento fibrovascular en el interior del material proporcionando estabilidad al implante y disminuyendo los índices de infección.

Para efectuar este trabajo de reparación se debe tener un conocimiento muy amplio de la anatomía de la región , una experiencia quirúrgica importante y un sentido artístico acotado. Es más necesario que nunca que la reparación responda a las exigencias plásticas y funcionales de primer nivel.