¡Reafirma, modela y levanta tus glúteos!

En Clínica La Parva tenemos desde un innovador tratamiento no invasivo efecto push up, hasta cirugías como la lipoinyección y gluteoplastía que te ayudarán a levantar, endurecer y modelar estos difíciles músculos, cuyos cambios tardan en aparecer más que en ninguna otra zona del cuerpo.

A un buen número de mujeres les preocupa el aspecto de sus glúteos. Y es que es una zona considerada extremadamente sensual que adquiere especial relevancia durante los meses de verano.

Desafortunadamente, los glúteos de las chilenas en comparación al de la mayoría de las latinoamericanas, no son de los más prominentes. El Dr. Pedro Vidal, cirujano plástico de Clínica La Parva, afirma que “el tamaño y forma de los glúteos dependen de factores genéticos y raciales que determinan la prominencia de los músculos, el contenido de grasa y la forma de la pelvis. La práctica de ejercicio localizado incrementa el volumen muscular y mejora su aspecto. Con el paso de los años las fibras que conectan piel y músculos se vuelven más laxas, lo que unido a la gravedad genera flacidez en la zona”

Existen distintos tratamientos para levantar, reafirmar y modelar el trasero. Si la persona genéticamente tiene poca musculatura glútea y no es una buena candidata para realizarse un tratamiento no invasivo, puede optar por una intervención quirúrgica como la gluteoplastía de aumento o lipoinyección de glúteos.

Siempre antes de tomar la decisión de qué tratamiento realizarte para aumentar el trasero, debes someterte  a una evaluación previa para elegir la opción más adecuada.

TRATAMIENTO PUSH UP NO INVASIVO

En Clínica La Parva tenemos un tratamiento en el cual se utilizan unas copas de gran tamaño donde por medio de la succión se levantan y modelan los glúteos. Este tratamiento se realiza en combinación con la técnica de electroestimulación muscular de Corrientes Rusas.

En la actualidad es el tratamiento no invasivo más utilizado para mejorar la flaccidez y el modelamiento de los glúteos, logrando un efecto push-up.

Para saber si la persona es apta para el procedimiento debe asistir a una evaluación previa, ya que no todas las personas son candidatas a obtener un buen resultado. La flaccidez de piel, cantidad de masa muscular en el glúteo, nivel de actividad física, antecedentes de ciertas enfermedades entre otros, son antecedentes a considerar dentro de la evaluación.

El procedimiento en total dura 60 minutos aprox. y deben realizarse alrededor de 10 sesiones 2 veces por semana.  Los resultados visibles se pueden ver desde la primera sesión.
Para mantener el tratamiento se recomienda el  fortalecimiento de la musculatura glútea y una dieta enfocada a mantener la masa muscular.

Agenda tu evaluación gratuita aquí…

CIRUGÍA

Ahora si la persona genéticamente tiene poca musculatura glútea y no es una buena candidata a tratamientos no invasivos, puede optar por un procedimiento integral para mejorar el aspecto y aumento de glúteos (más info) que incluye una liposucción con inyección de parte de la grasa extraída y luego, pero dentro del mismo acto operatorio, se colocan las prótesis glúteas. Las prótesis son hechas de gel de silicona cohesivo, de excelente calidad y en general no requieren ser reemplazadas.

ACTIVIDAD FÍSICA Y ALIMENTACIÓN

Entrenadores, kinesiólogos, nutricionistas y cirujanos plásticos aseguran que con un programa de deporte sistemático bien ejecutado, respaldado con una correcta alimentación, es posible conseguir cambios radicales en el trasero de cualquier mujer, sin importar la edad.

Johanna Moreno, kinesióloga y profesora de educación física de Clínica La Parva señala que “el trasero se cae por la falta de tono muscular en los glúteos, pasar mucho tiempo sentada y sin actividad física. Además influye la contextura física propia de cada mujer que puede generar mayor tendencia a la flaccidez de la piel”.

  • Realiza actividad física que involucre trabajo muscular del glúteo, como caminar, trotar, subir y bajar escaleras.
  • Realiza fortalecimiento muscular localizado de glúteos, como sentadillas peso frontal, estocada inversa, etc…
  • Tratamientos de estimulación de colágeno para mejorar la flaccidez de la piel.
  • Mejora tu dieta; consume alimentos bajos en sodio, aumenta el consumo de proteínas y carbohidratos bajos en grasas. Elimina frituras y cualquier tipo de snacks altos en grasas y azúcares.