Microdermoabrasión: el método exfoliante que rejuvenece la piel de tu rostro

Siempre estamos en búsqueda de nuevos productos en el mercado o tratamientos que limpien profundamente la piel de nuestro rostro o que atenúen esas manchas tan molestas que se agudizan con los años. Sin embargo, pocas veces logramos el resultado deseado. Con la «Microdermoabrasión» tu piel no sólo experimentará una óptima exfoliación, si no que también tendrás otras mejoras que rejuvenecerán tu cara.

¿En qué consiste la Microdermoabrasión?

Es un tratamiento estético que remueve la primera capa de células de la piel, realizando un barrido sobre la epidermis. Gracias a este método, potencia notablemente el colágeno, mejora la luminosidad, atenúa las manchas, las imperfecciones y las líneas finas de expresión.

¿Cómo se realiza el tratamiento?

Dependiendo del objetivo del tratamiento, las sesiones pueden variar entre 1 a 10 sesiones, las que tienen una duración de una hora aproximadamente y donde los efectos ya se pueden ver desde la primera sesión. Además, es un tratamiento que se puede realizar desde la adolescencia en adelante.

La «microdermoabrasión» como método exfoliante puede utilizarse en combinación con otras terapias, como masoterapia facial, radiofrecuencia o láser. Cabe mencionar además, que el profesional a cargo debe evaluar el tipo y las condiciones de la piel antes de realizar el tratamiento, para que éste cumpla con el objetivo deseado.

¿Cuáles son los cuidados después del tratamiento?

Después de realizarse el tratamiento de microdermoabrasión se deben realizar los siguientes cuidados:
  • No exponer inmeditamente la piel a sustancias irritantes
  • Usar bloqueador solar
  • Realizar una rutina de mantenimiento de la piel con productos de limpieza e hidratantes faciales.