CIRUGÍA PLÁSTICA Y RECONSTRUCTIVA

La Cirugía plástica y reconstructiva debiera ser, para la mayoría de las personas, un regalo a sí mismos. Una manera sana de superar complejos que limitan la vida diaria de muchos y entorpecen sus relaciones interpersonales. Lo primero será decidir si Ud. requiere una cirugía estética y averiguar si es una buena candidata (o).

Para algunas personas su autoestima se basa, en gran parte, en la apariencia física. El decidir modificar esa apariencia puede tener sus beneficios pero a veces también tiene sus costos. No espere un milagro: sólo un beneficio que la hará sentirse mejor. En el momento de tomar esta decisión piense en sí misma. Tiene que escoger muy bien a quien va a ser su cirujano. Evalúe su competencia conversando con personas que le puedan dar una opinión valedera del profesional que la va a operar.
Cada vez que se realiza una cirugía quedan cicatrices que un buen cirujano sabe minimizarlas. Considere bien este aspecto y sea realista.
No olvide que debe dejar de fumar porque el tabaco juego en sentido negativo en la reparación de los tejidos. Si Ud. fuma, deje de hacerlo meses antes de la cirugía y hasta un año después de ella. Ojalá para siempre.